La Historia del Mueble – La Edad Moderna

Buenos días/tardes!

Llegó el día del tercer post de la Historia del mueble. En el anterior post hablamos sobre la mueblería de la Edad Media, por lo que hoy continuamos con la Edad Media.

Italia es el centro de atención en esta época, con su renacimiento, la pintura y la escultura influenciaron en el mobiliario de esta época, donde sus tapices eran más finos.

La Edad Moderna.

El mueble más popular era el cassone, lo que hoy llamamos aparador y que antes también era llamado “arca de boda”, ya que en dicho mueble se guardaba la dota que recibía la novia cuando contraía matrimonio. Tiempo después, en el siglo XVI apareció el escritorio, que se inspiraba en arcos romanos o en la arquitectura de los templos. También se empezó a utilizar la técnica denominada “piedra dura” donde se utilizaba la incrustación de mármol pulido, ágatas o lapislázuli.

Surgió también “El Renacimiento Español” ya que tenía un estilo característico y era el preferido para decorar los populares arcones y los escritorios que tanto se estaban poniendo de moda.

En el Barroco, se utiliza la madera de roble y el nogal para fabricar muebles macizos de madera esculpidos o tallados. Predominan las curvas y las líneas rectas, se utiliza el chapado en ébano y se opta por los soportes torneados y adornos en relieve.

Queda por comentar el estilo Rococó, donde la decoración era con motivos alegres y elegantes. Algunas piezas se pintaban con un barniz especial que, después de varias capas, daba un acabado brillante. En este estilo, predominaban las líneas curvas y las molduras a base de guirnaldas, característica típica, al igual que la utilización del bronce dorado, de las obras de ebanistería. Las maderas más utilizadas fueron las de arce, palisandro, cerezo, tulipero y acebo. Los muebles típicos de este estilo fueron el escritorio con tres pequeños cajones, un sillón tapizado con el respaldo en forma cóncava y brazos almohadillados, la poltrona, el sofá ancho en forma de S, el chaise longue, los otomanes, entre otros.

Silla Barroca                                                        Cassone o aparador

Y hasta aquí este tercer post acerca de la Historia del mueble.  En el próximo post, que ya será el último, nos quedará pendiente comentar sobre la evolución del mueble en la época actual, la Edad Contemporánea. Las pasadas épocas influencian a día de hoy nuestros muebles, aún después de la Industrialización y el Neoclasicismo.

¿Os ha parecido interesante este artículo? Podéis escribírnoslo en los comentarios.

¡Un saludo, que tengáis un muy buen fin de semana y recordad que uno se sienta más cómodo en un color que le gusta!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *