La Historia del mueble – La Edad Media

Buenos días/tardes!

Seguimos con la Historia del mueble. Si el anterior post era la Edad Antigua, continuamos con la Edad Media.

Con la caída del imperio y la llegada del feudalismo, el mobiliario romano se divide en dos, el estilo clásico y el estilo bizantino.

LA EDAD MEDIA.

Los emperadores tenían sus palacios soberbiamente amueblados, se dice que en los banquetes de palacio se usaban mesas de marfil y oro en forma de D, en las casas modestas eran rectangulares y de madera. Se seguían usando los clásicos taburetes y las sillas con patas en forma de X con asiento de cuero, las camas también eran clásicas, pero sin reposacabezas. Las características más típicas de este estilo eran las tallas, los trabajos en marfil, metal, bordados y esmaltes.

De la Europa occidental de la Baja Edad Media surgen la carpintería y la escultura en madera, cofres, armarios, arcas, bancos decorados con pinturas o bajorrelieves, todo ello muy manejable. El mobiliario se distingue por su lujo, las camas y bancos se adornaban con almohadones, los cofres se adornan con herrajes, las sillas son de cobre o de madera, baúles, grandes armarios, aparadores, etc.

Silla de madera de la Edad Media                                                                                                  Silla romana

Y hasta aquí este segundo post acerca de la Historia del mueble. En el próximo post, comentaremos sobre la evolución en la Edad Moderna, donde se comenzó a utilizar el “cassone” o aparador y comenzaron a utilizarse incrustaciones en los muebles.

¿Os ha parecido interesante este artículo? Podéis escribírnoslo en los comentarios.

¡Un saludo, que tengáis un muy buen inicio de semana y recordad que uno se sienta más cómodo en un color que le gusta!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *