La Historia del mueble – La Edad Antigua

Buenos días/tardes!

Hoy, día 22 de Junio, comenzamos con la inauguración del Blog de Simega. Y como día importante que es, nos gustaría empezar hablando acerca de la evolución de algo vital en nuestras vidas como es la mueblería.

Dicha evolución está directamente relacionada con la del hombre, ya en la época de las cavernas utilizaban ramas y hojas para fabricar camas, sillas y mesas, pero debido a que la economía no lo permitió antes, no fue hasta que llegó la agricultura cuando realmente empezó la evolución.

La Edad Antigua.

Buscando referencias relevantes sobre el tema, tenemos que irnos a la Edad Antigua, a Egipto concretamente, ya que fue ahí donde se encontraron los muebles más antiguos de los que se tiene constancia. Remontándonos a 1925, Mohamadien Ibrahim descubrió la tumba de la reina Hetepheres y en ese mismo año, el inglés Howard Carter descubrió la tumba del faraón Tutankamon. Gracias a estos dos hallazgos, donde se encontraron sillas, tronos, bancos, camas y arcas, hoy conocemos técnicas, materiales y diseños utilizados en la fabricación de estos muebles. Eran muebles lujosos, hechos de madera de acacia y cedro, con incrustaciones de ébano y marfil, tapices de exuberantes telas y decorados con colores brillantes y llamativos.

Junto con Egipto, Grecia y Roma fueron claves en la Edad Antigua con respecto a la evolución del mueble.

Klismos, uno de los diseños más conocidos de la silla se lo debemos precisamente a la Grecia de aquella época. Sus muebles eran como su arquitectura, delicados y sencillos, se fabricaban con madera de olivo, ciprés y roble y sus piezas más importantes estaban hechas de bronce.

Los romanos fueron más ostentosos, utilizaron oro y plata en el mármol tallado de sus mesas y marfil en los muebles de madera. Son característicos de esta época, el lectum (lecho) para dormir, comer acostados o para el estudio,  además, cabe mencionar que el de matrimonio era mucho más decorado. También la silla sin respaldo y con patas en forma de tijera, la silla de dos plazas, grandes mesas con soportes laterales de piedra.

Silla de Tutankamon                                     Silla Romana

Y hasta aquí este primer post acerca de la Historia del mueble. En el próximo post, comentaremos sobre la evolución en la Edad Media, con datos como qué tipo de sillas tenían los reyes y los campesinos en aquella época.

¿Os ha parecido interesante este artículo? Podéis escribírnoslo en los comentarios.

¡Un saludo, que tengáis un muy buen fin de semana y recordad que uno se sienta más cómodo en un color que le gusta!

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *